IDM

Desarrollo de la mediación empresarial en España

El proceso de mediación empresarial está diseñado para resolver el conflicto inherente a  cualquier relación empresarial, ya sea una relación contractual con terceros, ya sean clientes,  proveedores o acreedores, incluso se puede aplicar dentro de la gestión interna del  organigrama empresarial, entre departamentos, entre socios o en su junta directiva. Estos  últimas aplicaciones entrarían dentro de la Mediación denominada organizacional o  societaria en el caso de la resolución de conflictos entre socios o miembros de una junta.

El proceso de mediación mercantil va a procurar a las empresas un entorno eficiente de  resolución de conflictos en el que el mediador que en todo momento, en su papel de director  del proceso, diseñará de forma coordinada con las partes, cuáles van a ser los integrantes de la  mesa de mediación, de manera que durante todo el proceso las partes sientan que tienen  todos los elementos necesarios para que el conflicto se vaya disolviendo de forma paulatina.

Para ello debemos explicar a las empresas que los procesos de mediación serán procesos en  los que incluiremos a todos los profesionales necesarios para que con su conocimiento del  sector y del conflicto en cuestión, puedan asesorar de forma imparcial y activa, con el fin de  que las partes puedan tomar decisiones seguras y con la confianza de que ninguno de los  asesores tiene ningún tipo de parcialidad en el asunto que se trata, ayudando así a las partes  en la toma de decisiones que finalmente compondrán sus acuerdos finales de Mediación y con  los que se resolverá en conflicto.

Por ello cada día es más habitual que diferentes profesionales (asesores legales, técnicos,  financieros, fiscales, etc.) se estén formando en el conocimiento del proceso de mediación y  de las diferentes técnicas de resolución de conflictos que los mediadores utilizan para que  estos profesionales asistan a las partes con sus conocimientos especializados y además puedan  facilitar la toma de decisiones.

La mediación mercantil desde la perspectiva de los protocolos marcados por países expertos  en esta materia como puede ser el Reino Unido o EEUU, tiende a una especialización de base  técnica en la que el lenguaje y el sector del conflicto debe ser entendido por el mediador  mercantil que dirija el proceso. Por ello dentro del ámbito empresarial, encontramos  especialización de la Mediación en diferentes sectores: “Mediación en Proyectos Constructivos  e Industriales”, “ Mediación en Propiedad Intelectual”, “ Mediación en Empresa Tecnológica”,  “Mediación Societaria”, “Mediación Organizacional”, “Mediación Medio-ambiental”, etc.

En conclusión el proceso de mediación mercantil o Mediación empresarial en cualquiera de sus  entornos está diseñado bajos los principios que marcan la Ley Mediación Civil y Mercantil 5/2012, con el fin de que los acuerdos tengan garantizada su ejecutividad, a la vez que genera  un entorno de gestión del conflicto en el que las partes se sienten completamente asistidas y  acompañadas en lo que de forma particular podían percibir como una labor titánica.

Autor: Beatriz Rodriguez de la Flor de Marcos. Arbitro y Mediadora Civil y Mercantil. Coordinadora del Centro de Mediación de la  Construcción de Madrid COAATM